Cascahuesos Editores es una editorial independiente (o alternativa) de la periferia peruana. Fue fundada el 16 de octubre de 2007 en la ciudad de Arequipa, Perú, y ha tenido un constante crecimiento dentro del ámbito nacional e internacional gracias al esfuerzo que ha venido realizando con publicaciones periódicas de libros de narrativa (cuento y novela), ensayo y, en especial, de poesía, de algunos de los escritores más importantes de Latinoamérica, tales como Carlos Germán Belli (Perú), José Kozer (Cuba), Vladimir Herrera (Perú), León Félix Batista (República Dominicana), Yuri Vásquez (Perú), Alexis Naranjo (Ecuador), Raúl Bueno (Perú), Ernesto Carrión (Ecuador), Edgar Guzmán (Perú), Felipe García Quintero (Colombia), Enrique Verástegui (Perú), Luis Carlos Mussó (Ecuador), Domingo de Ramos (Perú), y a la vez, apoyando a escritores jóvenes latinoamericanos de gran proyección. Nuestro catálogo comprende hasta la fecha más de 70 títulos. Su presencia en el ámbito latinoamericano también se ha dado gracias a su activa participación en muchas ferias internacionales tales como la FIL Lima, FIL Quito, FIL La Paz, FIL Santo Domingo, FIL Guayaquil y FIL Arequipa, además de haber sido seleccionada para asistir, en mayo de 2014, al primer MICSUR (Mercado de Industrias Culturales del SUR) realizado en la ciudad de Mar del Plata en Argentina.

16.10.12

ESTAMOS DE ANIVERSARIO!!!

Nuestras primeras cinco velas.
2007-2005
Vea todas nuestras actividades por nuestro quinto aniversario en los siguientes días.
Gracias por acompañarnos.
Ahora sólo nos toca celebrar.

18.9.12

CORTOMETRAJE de Yuri Vásquez considerado entre los 10 mejores títulos de narrativa fantástica del periodo 2000-2010

Yuri Vásquez: Cortometraja, Arequipa, Cascahuesos Editores, 2010

Elton Honores, especialista en Literatura fantástica peruana, acaba de hacer un ranking de los 10 mejores títulos de narrativa fantástica del Perú aparecidos en el periodo 2000-2010. Dice lo siguiente:

“A riesgo de dejar en suspenso otra serie de obras importantes de autores del canon (José B. Adolph, Edgardo Rivera Martínez, Carlos Calderón Fajardo, Enrique Congrains o Harry Belevan), presento diez libros claves del género editados entre el año 2000 y 2010[1].

Elton Honores
Universidad Nacional Mayor de San Marcos”.

Sorpresa nuestra ha sido encontrar en el puesto nº 7 el libro Cortometraje de Yuri Vásquez que publicamos a inicios del 2010. Definitivamente es una buena señal de lo que venimos haciendo desde hace casi 5 años. Gracias.



[1] Consúltese: “Ortodoxos y heterodoxos: hacia un panorama de la narrativa fantástica peruana contemporánea (1980-2010) desde el sistema literario”.

10.5.12

Viernes 11: Presentación del libro PAISAJES PERDIDOS de Silvialucía Esquivel




Cascahuesos Editores y Ciudad de papel se complacen en invitar a la presentación del libro de poemas Paisajes perdidos de Silvialucía Esquivel.

Este evento se realizará el día viernes 11 en la Sala Polivalente de la Alianza Francesa de Arequipa, a partir de las 6:30 de la tarde.

Presentan:

• Filonilo Catalina
• Juan Yufra

Los esperamos.

22.3.12

OBRA POÉTICA COMPLETA de Edgar Guzmán por Gabriel Ruiz Ortega


Soy un consumidor de poesía, de la peruana en especial. Sin embargo, confieso que poco o nada sabía de la obra del vate arequipeño Edgar Guzmán (1935-2000). Por eso, Obra poética completa (Cascahuesos Editores/Editorial UNSA, 2010) llena un vacío, literario y ético, para todo aquel que se precie poeta o amante de la poesía.

Las más de 300 páginas nos adentran en una voz peculiar. Cronológicamente, Guzmán pertenece a la generación del 50. Y por lo leído, creo que nuestra crítica periodística y académica nos debe una explicación. Cuando terminé de leer el libro me quedé pensando en los circuitos ocultos que se tejen en la crítica literaria made in Perú (menos González Vigil, que sí se ha ocupado de Guzmán). Y con el perdón de los hinchas, pero si de algo estoy seguro es que estamos ante una propuesta coherente y deslumbrante, que deja por los suelos, y lo digo con todo respeto y franqueza, a las de Sologuren, Varela y Belli. Entonces, no sería nada raro proponer una mirada objetiva hacia lo que en décadas pasadas se ha escrito en el interior del país (¿qué nos asegura que no haya otros grandes narradores y poetas ninguneados por el ombliguismo limeño). Es decir: no se puede ser tan mezquino y bestia a la vez… Guzmán no es un buen poeta. Guzmán es Imponente y merece sí o sí figurar entre lo más destacado de la mejor generación literaria peruana del siglo pasado.

La publicación incluye los siguientes títulos: ‘Hilos’, ‘Poemas sueltos’, ‘Perfil de la materia’, ‘Rondando la casa de la Dickinson’ y ‘Trilogía del mar’. Y sirve de mucho el extenso prólogo de Raúl Bueno-Chávez, que nos intenta convencer, más allá de sus sesudas luces sobre el autor, de la importancia del mar como elemento simbólico de su poética, cuando lo cierto es que lo mejor de su proyecto se percibe durante su iniciática etapa de búsqueda temática, en la que encontramos a un Guzmán angustiado, una voz tenue que pisa firme pero con curiosidad, donde empezamos a percibir la disposición, en su poesía, de su conocimiento científico, filosófico, literario y político, sin caer en los parámetros de la época rubricada por la discusión entre poesía pura y poesía social. Obviamente, a los años ese tipo de cruces nos parecen bizantinos, pero es muy fácil hablar desde la comodidad de la lejanía.

* Tomado del blog La fortaleza de la soledad.

12.3.12

ESTÉTICA DE LAS REVELACIONES: un buceo hacia lo filosófico / poético de los universales. A propósito del libro de CROMWELL CASTILLO


Por Nicolás Hidrogo

La Poesía siempre ha servido para cantar las emociones, las cuitas y la desesperación del sentimiento humano, así como para celebrar festivamente sus efímeras alegrías. Pero la Poesía también ha servido para exorcizarse así mismo, para filosofar y alcanzar un nirvana lleno de posiciones calidoscópicas.

En “Estética de las revelaciones” de Cromwell Castillo Cabrejos, hay un intento deconstructivo por empatar cuatro elementos esenciales de la filosofía griega: Agua, fuego, tierra, aire. Universales que corresponden a una concepción de los elementos constituyentes de la vida y que adoptan la forma de Poiesis. Castillo toma como ejes matrices cada uno de estos elementos y se transfigura pretextalmente para generar una construcción introspectiva, para elucubrar su propia filosofía y metapoesía, para engendrar más dudas que certezas, para abrir nuevos derroteros de mirar desde adentro a la poesía, para hablar de ella misma a partir de la experiencia sensorial, para iluminar el camino del poeta lleno de incertidumbres.

La poesía de Cromwell es sensorial, es metafísicamente un trozo sintético de emociones refundidas, es un revoltijo articulado de expresiones filogenéticas, es un caos ordenado sincrético de emociones propias y una visión holística del mundo, de lo que le ocurre y la mirada curva de la poesía en torno a su mundo real y emocional. Es una poesía con una alta dosis de estructuración y refundición. Poesía que ha sido cocida a fuego lento y que cual crisol refleja su esteticidad por su concisión seguidilla.

Remontándose a las viejas concepciones aristotélicas y presocráticas, Cromwell elabora un metadiscurso que fusiona poesía y Filosofía. En este libro se encuentra su concepción de arte, su mirada de poeta y allí mismo redescubre sus propios fantasmas sociales: un anomia que carga en sí los universales de la soledad, la angustia existencial, la mirada de reojo de la estética misma, pero fundamentalmente del hombre, de ser contextualizado.

La poesía de Cromwell aparentemente es un discurso pretextual, es una construcción endocéntrica que parte de su centro poético, pero que abarca el entorno de la esencia de las cosas, el palpitar de la vida misma, su concepción de arte, vida, política, soledad, amores y autodestrucción.

El poemario es un diálogo permanente alusivo con la poesía, con el poema, con el arte de poetizar. Engancha y articula elementos cosmogónicos: Agua para vivificar la vida. Fuego para extinguir las propias penurias terrenales. Tierra para construir esperanzas mundanas. Aire para sentir la frescura de la libertad e ir más allá. La poesía es el manantial cuyo rescoldor nos cobija y nos da el soplo de vida.

Hay en la poesía de Cromwell una vitalidad de imaginería madura y cincelada tan preclara, que cada verso parece haber sido tallado y reducido de una montaña de palabras en apenas un nucleó tectónico que dice lo esencial para imaginarse o inferir todo lo demás.

2.3.12

DABAI, CHELO, DABAI de Giovanni Barletti por Darwin Bedoya


Escribe Darwin Bedoya

Dabai, Chelo, dabai, (Cascahuesos editores, 2011, 112 pp.) de Giovanni Barletti, (Moquegua, 1988) es un conjunto de relatos que propone un recorrido por los territorios que delimitan la realidad y la imaginación del autor, que no sólo vierte aquí sus recuerdos, sino que indaga y se adentra en la memoria colectiva donde residen las verdades ocultas y notorias que posee el ser humano del siglo XXI, aquellos seres que son los referentes-protagonistas directos de estas historias. Aquí se desplazan los personajes que están sacados de una realidad contemplada; pero sus actos y palabras, como en toda la arquitectura de esta prosa, son fruto de la más descarada, descarnada, divertida e irreverente ficción. Palpando en los recuerdos —provenientes de la realidad—, el autor ha construido una colectividad para hablar del desgarro que supone vivir en un mundo sórdido donde no hay lugar para la ingenuidad. Estos sitios son los mismos que ahora invitan al lector a pasear por un espacio, aparte de realista, dolorido, cruel y contradictorio a partes iguales.

Estos textos, a veces, inquietantes, a veces conducentes a la reflexión sobre las distintas aristas de la condición humana, a veces intuitivos de un destino que no es el correspondido, poco a poco nos va mostrando en cada espacio narrativo una revisión y actualización de temas que incluyen humor, sexo, amor, pobreza, muerte, etc. En Dabai, Chelo, dabai ocurre un acercamiento a la materia oscura del paso del tiempo, del enigma que atraviesan en la actualidad las sociedades, especialmente las urbanas. Barletti ha sabido darle intensidad a sus argumentos, con las visiones de un cuidadoso espectador que a veces abandona su lugar de contemplación para confundirse o mimetizarse con las escenas y personajes que va vislumbrando. Cada relato de este libro es una esquirla que, como un puzzle, se va incrustando en las otras para recomponer el azogue donde se refleja la vida en un espacio que tiene que ver con el sur peruano, tomado como ámbito real o territorio ficcional.

Los relatos que componen este libro: “Como quien no quiere la cosa”, “Dabai Chelo, dabai”, “Rojizo” y “El detective salvaje”, se expanden como sugestivos universos donde apetece quedarse, tal vez el lenguaje coloquial tenga algo de culpa en esto. Pero estas historias también vienen a ser espacios en los que no será fácil mantenerse al margen de los sucesos-historias que entreabren despacio —pero asertivamente— el deseo por la indagación, la imaginación y la sapiencia que giran en torno a algunos asuntos recurrentes en nuestras vidas: los vacíos, las pérdidas, las desesperanzas y las ausencias, en este caso relacionadas, otra vez, con el desgaste del tiempo. Según veo, no todas las veces se puede escribir sólo desde y sobre la propia ficción. También la otra opción real es literatura que interesa y sirve para desalojar, despojar y vaciar ciertas habitaciones imaginarias llenas de trastos útiles-inútiles.

En “Como quien no quiere la cosa”, el amor se escribe con los silencios, la música y las huellas en la superficie de las cosas. Lo esencial, presente y oculto día tras día, enreda la vida de Meche, Mario, Tavo y Analú, todos ellos deben enfrentarse a sí mismos, a la madurez, a los miedos viejos y a los nuevos, a los caminos que aún no saben que transitarán. ¿Son, fueron, los días más felices?; mientras que en “Dabai Chelo, dabai”, el sexo, el enamoramiento, las aspiraciones, el desamor, la frustración, los viajes y las exploraciones nos muestran cómo va transcurriendo la vida y las formas en que el autor va ahondando en la realidad para desatar una experiencia sensorial, propia e intensa, marcada por el ritmo de un estilo contenido y los planos cortos que corresponden al cine. Seguramente que hasta aquí, los personajes de estos dos primeros relatos, son seres que se ven ante la posibilidad de iniciar una vida nueva y diferente, de poder deshacerse del pasado y cumplir esos sueños que nunca tuvieron oportunidad de realizar. Un lugar paradisiaco en el horizonte alimenta aún más, si cabe, estas ansias de cambiar de vida de los personajes. Sin embargo, en el discurrir, pronto advertirán que no es tan fácil desligarse de uno mismo, cambiar de rumbo, dejar a un lado los viejos-cotidianos problemas que ocurren en cada lugar del mundo donde es posible hacer escala hacia un sueño y empezar todo de nuevo, por última vez.

Narrado en un estilo fresco y ágil, no exento de agudeza humorística, en un escenario actual y con abundancia de sucesos, “Rojizo”, el tercer relato del libro, es una huida hacia adelante a la vez que un retroceso hacia el interior de uno mismo, hacia el lugar donde tienen sus raíces esos problemas que tanto tiempo llevamos eludiendo. Rojizo se entrevera en las situaciones políticas, intelectuales, estudiantiles y todas aquellas que la vida de la época universitaria pueda implicar.

En “El detective salvaje”, el relato que cierra el libro y además el más extenso y logrado de todo el conjunto, Giovanni Barletti realiza un considerable ejercicio narrativo a lo largo de esta desconcertante e irónica narración. Aquí el autor, mediante una técnica bastante conocida, implica al lector en el propio texto. Exige su participación para acabar de tejer la urdimbre de identidades ambivalentes que se desarrolla en la historia: una trama que no hace más que reflejar las angustias y emociones de unos personajes que luchan por sobresalir y vencer realidades nada gratas. Toda historia es una incitación que puede derivar en ideas, viajes, recuerdos, alusiones, ambiciones, fracasos, las mismas que envuelven a Ismael Salas, El detective salvaje, un hombre de negocios, de mediana edad, solitario, aventurero, vividor que entre jarana y chamba fantasea con la posibilidad de ser otro, de tener una estabilidad económica que le asegure dinero en el bolsillo. ¿Pero él no sabe cuál es su verdadera vida y qué es lo que le espera al final?

El hilo conductor de estos relatos es revelar el entramado de una realidad extremadamente tensa y contrastante, en la que predominan los sucesos de la vida colectiva e individual no sólo en espacios como en Perú, sino en todo el mundo. Por todo ello, las gentes que nos miran desde estas páginas unas veces naufragan en la tormenta y otras hacen equilibrios imposibles agarrados a un delgado hilo, viven en un infierno aguardando el último asalto, caminan hacia la luz desde el anonimato. Son triángulos escalenos que crujen a la salida de un callejón. La imperfección y el desorden. Personajes de carne y hueso, tan parecidos a nosotros en sus virtudes y defectos, los desheredados de la Tierra, olvidados, oprimidos que esperan un mundo mejor. Sobre ellos el autor deposita una mirada crítica, ácida en ocasiones, en ocasiones cariñosa y a veces memorable.

Más que un libro de cuentos, Dabai Chelo, dabai, es una narración coral que trasluce el desasosiego, el sufrimiento y la dolorosa belleza de una época que hoy nos refleja, nos irrita, nos conmueve y nos cambia y nos acaba.

Dabai, Chelo, dabai
Giovanni Barletti
Arequipa, Cascahuesos Editores, 2011


*Tomado del blog de Darwin Bedoya.

20.2.12

Vaciado de tiempo: DEL VERANO INCULTO o la hermeticidad poética


Por Darwin Bedoya

Luego de la primera aparición de Mate de cedrón (1974, Cascahuesos editores y Grupo Editorial Hijos de la lluvia reeditan esta obra en 2009). Ahora aparece una nueva reedición de un libro que si su difusión hubiera sido la necesaria, estaríamos hablando de un clásico de la poesía peruana, me refiero a Del verano inculto (2011, 2da. edición realizada por Cascahuesos editores y Laguna brechtiana; la primera data de 1980), estamos ante un poemario infrecuente, en el que el sujeto lírico ha encontrado toda certeza poética y en el que la palabra afronta un doble desafío: de un lado, desbrozar el reverso de una realidad objetual, en pos de la vida oculta que en las cosas se dedica a alentar la escritura; de otro, enlazar la experiencia de la vida con los espacios del sueño y, más allá, con un inconsciente no siempre accesible o razonable desde la lógica convencional debido a ese lenguaje casi lezamiano con una carga de significación que tal vez tenga su origen en una tradición de cultura, en una tradición hispánica, manuelina, borrominesca, berniniana y gongorina, como decía Sarduy. Pero volviendo a esa doble apuesta que conduce a Vladimir Herrera a intentar establecer un equilibrio entre ambos territorios, el de desbrozar el reverso de una realidad objetual y el de enlazar la experiencia de la vida con los espacios del sueño como si fuera imprescindible la noticia de lo real, notamos la constatación de una existencia comprobable, para rasgar la piel de la incertidumbre, la fragmentaria realidad otra que lo aparente oculta y que sólo vive en el poema. Aunque pareciera que la metáfora en Del verano inculto no es un mero ornamento del lenguaje, ni siquiera una modalidad expresiva, un desvío de la norma lingüística o una sustitución, sino un instrumento de conocimiento que conduce a la poesía.

Entonces, lo interesante de estos poemas es la brecha que generan con su idea de la imagen y de su grado considerable de hermtismo, pues intentan estructurar fragmentos de la historia como segmento discursivo poetizable, descartando así la lógica de sucesión a favor de lo que se podría denominar el incondicionado poético, tal como se puede leer en estos dos poemas que integran la primera parte del libro:


RITMO HESICÁSTICO:

Ojos de la galana sola en una frase común con olivos
Son mar espeso con alejandrinos y espuma litoral irisado
Con naranjos enanos transportados en oda y rosas
Son mar que hace las veces de mar en trote de olas albergando
El animal de la quimera y su testuz de finísima práctica

Luz de isla o Cola de Juno
Caracterizan lejanía en el entendimiento, cobran de sí
Devotas voluptuosas gobernándose
Y lunarios influidos
Fijos en la lectura errante

Y género epiceno el de dos astros cuando queda entre ambos
Dos un indicio aspa o sospecha de agua soleada y servil con
Aura de viajes señalada en mucho brazo desnudo y vertida
En ensueño menor de hermana respirando siempre en lo herboso
Mi tema
Eternizando el mar espeso con sosegar de velas y resaca.
(p. 17)


DEL VERANO INCULTO

Mañana extremada muerte demora ala de sombra
En ojos de Rubén huido
Sangre estrepitosa en retórico rosal oscuro
Demora acicalado bardo con gato de carbón y radio
Vacía madre en el labio de luz de la glorieta
Abuela del tiempo reposa su Imposibilísima Forma
Montaña medieval también erótica y sofisticada
Ajena de instruido mar en alazanes de mirada sola
La pericia es la del ser que a la del ser amado teme
Rubén huele irisada playa de tinturas en el lecho
Mientras fuga de la trenza por agujas
A delicias concubinas de la guerra
De la jocosa estrella que ha girado y se retoca
En lo que vuela derruido hacia el aroma
De corazón en feble corazón ignorado
De sombrero en sombrero azul para saeta
Melena de viejísimas horas
A la vanidad de lo sensible devueltas
Máximas horas de Rubén en celo Sombrero y Viento
Bajo sol del Verano Inculto
Nieve de Europa interpreta el Paquidermo
Aucells porque Europa es el mundo
Rimero de finísimas letras escamadas
Mozart como la muerte de los bañistas al pie de la ventana
Ojos de revocados mares y laminadas lágrimas de risa

Ya entonces Poesía era oscura como nada
(p. 20-21)


Así, el libro está escrito en un verso que goza en la convivencia con la oscuridad y pareciera que lleva, en determinados versos, al sujeto poemático, a desarrollar un lenguaje próximo al surrealismo. Y es que precisamente su condición hermética y la de sus puntos gramático/pictórico hacen que estos artefactos poéticos/pictóricos se tornen en individualidades indivisibles dentro del libro.

Todo esto se conjuga con las polivalencias del sentido que el verso puede dar. Vladimir Herrera ha escrito un libro de enorme interés no desprovisto de riesgos. Sin embargo, los ha afrontado con solvencia y equilibrio. Quizá porque sabe que transitar el camino de la poesía no solo implica atravesar el territorio de complejidad existencial y verbal, pero, sobre todo, sabe del riesgo principal que esta opción que ha elegido se llama hermetismo. Sin embargo, Herrera ha sabido sortear las huellas recorridas por Darío, por Lezama, por Kamenszain y, a veces, por ciertos pasos de Lamborghini, con la sutil diferencia de que todo lo ha hecho con inteligencia y acierto.

* Tomado del blog de Darwin Bedoya.

Entradas populares

Etiquetas

Reseñas (46) Noticias (30) Presentación de libros (25) Maurizio Medo Ferrero (19) Cascahuesos Editores (14) José Córdova (13) Sparagmos (12) Juan Yufra (10) Enrique Verástegui (9) Entrevistas (9) José Gabriel Valdivia (9) Orlando Mazeyra Guillén (9) Teoría de los cambios (9) Arthur Zeballos (7) Cortometraje (7) César Eduardo Carrión (7) José Donayre Hoefken (7) La prosperidad reclusa (7) Novedades. (7) Yuri Vásquez (7) Darwin Bedoya (6) Ernesto Carrión (6) Postales (6) FIL-Arequipa (5) FIL-Lima (5) Fundación de la niebla (5) Giovanni Barletti (5) José Kozer (5) Juan Carlos Nalvarte Lozada (5) Narrativa Cascahuesos (5) Barrido de campo (4) Cinco maneras de armar un travesti (4) Cristóbal Zapata (4) Diario El Comercio (4) Edgar Guzmán (4) El hombre de a cero (4) Frívola musa (4) José Pancorvo (4) Juan José Rodríguez (4) Lolo Palza Valdivia (4) Luis Carlos Mussó (4) Obra poética completa (4) Revista Caretas (4) Semanario El Búho (4) Vida Breve (4) Víctor Salazar (4) Alfredo Herrera (3) Carlos Germán Belli (3) Carlos Vásconez (3) Dabai Chelo dabai (3) Del verano inculto (3) Elton Honores Vásquez (3) Figurado y literal (3) Filonilo Catalina (3) Gabriel Ruiz Ortega (3) Geometría moral (3) Giulian Gutié (3) Jardín de arena (3) Miguel Ildefonso (3) Ricardo González Vigil (3) Vladimir Herrera (3) Ángeles Martínez (3) ASALTOALCIELO/editores (2) Alexis Naranjo (2) Alianza Francesa de Arequipa (2) Cromwell Castillo (2) Daniel Martínez Lira (2) Diario La República (2) Diario Los Andes (2) Divina danza (2) Domingo de Ramos (2) Edificaciones trashumantes (2) Editorial Auqui (2) El denario habitual (2) Espejos de humo (2) Estética de las revelaciones (2) Francisco Melgar Wong (2) Gregorio Torres Santillana (2) Heiner Valdivia (2) Hugo Yuen (2) Instalación (2) Jimmy Barrios Rivera (2) Jorge Monteza (2) Juan Carlos Gambirazio (2) Kreit Vargas (2) Lenin Velarde Paredes (2) Letras.s5 (2) Lo que los ciegos ven (2) Los juegos verdaderos (2) Mandala (2) Néstor Málaga Carpio (2) Oscar Saldívar (2) Paul Guillén (2) Pedro Granados (2) Raúl Heraud (2) Raúl Zurita (2) 5º Aniversario (1) Alberto Jesús Salas Oblitas (1) Amaury Martínez (1) Ana Minga (1) Andrea Ocampo Cea. (1) Antonio Correa Lozada (1) Arquitectura de pájaros (1) Azahar (1) Camilo Fernández Cozman (1) Carlos Burgos Jara (1) Carlos Eduardo Quenaya (1) Carlos Rivera (1) Catálogo de autores (1) Cedric Rocher (1) Centro Cultural Peruano Norteamericano (1) Charly Martínez (1) Concursos (1) César Pineda Quilca (1) David G. Barreto (1) Demolido Fuego (1) Diario Correo (1) Diario El Telégrafo (1) Diario Expreso (1) Diego Sánchez (1) Eduardo Milán (1) El otro corazón del Derecho (1) Elephant Gun (1) Erick Ramos Solano (1) Esta boca es mía (1) Estigmas (1) Fabián Darío Mosquera (1) Facebook (1) Feria "Palacio de Gobierno" (1) Feria del Libro de Huancayo (1) Fernando Balseca (1) Fernando Escobar Páez (1) Gabriela Machicao (1) Gobierno Regional de Arequipa (1) Goyo Torres (1) GregorioTorres Santillana (1) Grupo Editorial Dragostea (1) Hildebrando Pérez Grande (1) Historias de caracoles (1) Humedales (1) Istalla (1) Jaime Coaguila Valdivia (1) Javier Arevalo (1) Javier Norambuena (1) Javier de Taboada (1) Javier Ágreda (1) Jesus Martínez (1) Jorge Eduardo Benavides (1) Jorge Vargas Prado (1) José Antonio Mazzoti (1) José Carlos Yrigoyen (1) José Corral (1) José Güich (1) José Luis Rebaza (1) Julio Hubard (1) Ksa Tomada (1) Kunan Pop (1) LDL (1) La espada de Santiago (1) La miel de la higuera (1) Lengua de ciego (1) Letra a letra (1) Los éxtasis del Incarrey (1) Luis Carlos Ayarza (1) Luis Cárcamo (1) Luis Fernando Chueca (1) Marco Fonz (1) Mauro Mamani Macedo (1) Micrópolis (1) Miguel Angel Zapata (1) Nacho Infantas (1) Nicolás Hidrogo (1) Novela (1) Odi Gonzáles (1) Pablo Quintanilla (1) Paisajes perdidos (1) Paolo Astorga (1) Plumas de Búho (1) Poemaoffroad (1) Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (1) Raúl Armando Pérez Zúñiga (1) Revista La Otra (1) Ricardo Sumalavia (1) Robert Baca Oviedo (1) Roberto Echavarren (1) Roger Santiváñez (1) Rubén Soto Cruz (1) Santiago Pérez-Wicht (1) Silvialucía Esquivel (1) Sombras en el agua (1) Tito Cáceres Cuadros (1) Tomacini Sinche López (1) UNSA (1) Verbo (bordado original) (1) Víctor Coral (1) Yo Doherty (1) eleo (1)