Maurizio Medo y LA POESÍA AL MARGEN DE TODO


Por Daniel Martínez Lira

Sparagmos, el nuevo poemario de Maurizio Medo, intenta ser una propuesta estética en la cual textos dispersos, sumados a otros, se engarzan hasta generar un efecto dramático. El personaje, escrito en letras griegas, es el propio Medo; el sacrificio final del autor que busca vincular su obra con sus propios estertores.

· “Sparagmos” es un ritual dionisiaco ¿por qué la recurrencia a la cultura griega clásica?

El rito sacrifical y de antropofagia no es exclusivo de los griegos, también lo practicaron los mayas, pero por un aspecto puramente eufónico, me gusta el sonido de la palabra, elegí “sparagmos”. En lugar de recurrencia al mundo helénico, preferiría hablar de apropiación. Tiene que ver con el diálogo entre España y Latinoamérica. El problema que enfrentamos los escritores latinoamericanos, especialmente los poetas, es que desde España se nos contempla como subordinados, nos quedó el síndrome de los conquistados frente al conquistador. Aunque ya desde Vallejo, Parra o Haroldo de Campos el grito vanguardista de libertad fue dado. La pregunta es: ¿cómo leer desde Latinoamérica la cultura occidental?

· A medida que avanza Sparagmos las abundantes referencias literarias se van modernizando o actualizando…

Es una especie de genealogía. La intención es conversar con el primer poeta, ese cuyo nombre desconocemos pero cuya escritura hace posible que nosotros escribamos. Y luego continuar el diálogo con aquellos múltiples nombres en los que encarnó la escritura. Parto de la idea de Eliot de que ningún escritor puede existir aislado de la tradición. Reclamo ser parte de esa tradición, pero a la vez quiero ensuciarla, torcerla.

· Las referencias helénicas se entremezclan luego con el mundo moderno…

Cierto. Aparecen elementos como la Internet o el Reality show. Ya Aristóteles lo reclamaba todo para la poesía. Pero la poesía ha venido siendo despojada. Se ha desgajado en los diversos lenguajes que hoy conforman disciplinas como la antropología o la psiquiatría.

· Shakira y los Illia Kuryaky and the Valderramas y Jasón, el de los Argonautas, casi en un mismo verso…

Intento que la alta cultura, Jasón y los Argonautas, pueda tener un correlato con la nuestra. Si a un joven de veinte años le hablo de Jasón seguro me preguntará qué música toca. Esta coexistencia busca desnaturalizar los arquetipos míticos de la cultura occidental y mandarlos a una órbita pop… Hay que impugnar esa tradición metafísica heredada del mundo helénico para decir ¡carajo, que se callen las musas, ahora hablamos nosotros!

· Sin embargo, tu poesía no entra dentro de la categoría de lo pop…

Es marginal. La alta cultura maneja un amplio bagaje lingüístico. La idea es arrebatar ese lenguaje culto para utilizarlo dentro de una órbita alternativa. La poesía es un no-lugar, habita al margen de todo.

· Sparagmos es un poemario bastante complejo y difícil, más de un lector puede salir espantado…

No sé hasta qué punto la poesía sea un hecho comunicativo o informativo. Al lector hay que despertarlo, sacarlo de su estupor. Carlos Williams decía que un poema escrito es solo medio poema. El lector debe cumplir su rol. No ser más un pasivo rumiante. Y el poeta debe permanecer fiel a una estética, a determinada propuesta y no hacer concesiones de ningún tipo.

*Entrevista e imagen tomadas del semanario El Búho.

Comentarios